Home l
Standard l Mis Perros l Camadas l Galería l Higiene l
Salud l Consultas l En Memoria l Contacto l Links

Coton de Tulear


El Coton de Tulear es originario de la Isla de Madagascar. El nombre de la raza deriva de la palabra francesa "coton" que significa algodón, y del puerto Tulear de Madagascar.

Tulear fue un puerto popular de barcos mercantiles que navegaban el Océano Indico y se cree que alrededor del siglo XV o XVI, los mercaderes europeos introdujeron a Madagascar varios perros de compañía del tipo del Bichon.

Es probable que la raza haya evolucionado de cruzas entre los Bichon y otros. Se presume que por su belleza y su personalidad afectiva, estos perros fueron ofrecidos al Rey y a los nobles. En el siglo XVII, el Coton de Tulear fue adoptado por la monarquía tribal "Merina", y fue prohibido que personas que no pertenecieran a la realeza tuvieran esta raza. Así se le le dió el título de "El Perro Real de Madagascar."

El Coton de Tulear fue reconocido por el United Kennel Club el 1ro. de enero de 1996.

Los orígenes del Coton de Tulear

El período malgache

Como para muchas razas, la composición exacta, la dosificación y el cruce de perros que han "producido" el Coton de Tulear es incierto.

Distintas leyendas circulan. Bulle (burbuja), una perra francesa tiene la suya. Y si no es inevitablemente verdadera, parecía bella y no esencialmente más falsa que las otras. Ella resume finalmente hecha novela aquello que nosotros sabemos... pero dejémosla hablar:

"Yo no veo por qué él habla de leyenda. Esta es Mi Historia y la vida ha querido que yo me parezca mucho a mi abuela, Belle (bonita).

En el siglo XVI, huéspedes de todos los patios principescos, muchas variedades de pequeños Bichones navegaban sobre los barcos europeos. Grandes veleros de comercio, poderosos navíos de guerra, rápidas embarcaciones de piratas, corsarios y otros filibusteros surcaban los mares. Algunos de estos Bichones (mimados), privilegiados, se paseaban en las cabinas en su rol de pequeña compañía de lujo. Ellos eran tan preciados como las más bellas joyas. Otros pequeños perros, menos afortunados, estaban relegados al fondo de la bodega y encargados de mantener la población de ratas y de otras pestes en el nivel soportable para la tripulación.

Mis ancestros reconocen que a lo largo de la costa de Madagascar los piratas atacaron un barco de comercio sobre el que había tomado un pasaje, una dama de una gran belleza, acompañada de sus Bichones adorados: Belle, Bijou (joya) y Trésor (tesoro). Rápidamente, en la furia de la batalla que se entabló y la violenta tempestad que se levantó, los dos navíos se hundieron y no hubo ningún sobreviviente... salvo los bonitos y pequeños perros de la Señora... y del barco pirata, un malvado pequeño granuja, llamado Brigand, cazador de ratas.


Ellos llegaron a nado a las playas de la gran isla. El que debe llegar... lega. Brigand sedujo a Belle, Bijou y Trésor y ellos estuvieron llenos de pequeños... cotones. Siempre contrabandeando bajo la conducción de un jefe, ladinos, astutos, vivos como el relámpago (herencia de papá) pero también delicados, de apariencia frágil (herencia de mamá), sus descendientes gustan a los habitantes de Tulear pues colonizaron toda la isla antes de partir a la conquista de Francia, hace 20 años.

Hoy, después que nos hemos extendido en Europa, partimos al asalto del Nuevo Mundo, llegando a la Argentina de la mano de Mirta L. Schefini".


Home
l
Standard l Mis Perros l Camadas l Galería l Higiene l
Salud l Consultas l En Memoria l Contacto l Links