Carly y Beulah con su dueño Ralph en su hogar de
Arizona, USA